contador de visitas Los K podrían perder Santa Cruz por culpa de un massista - Beto Valdez
Domingo, 26 de Enero del 2020
martes, 15 de  septiembre de 2015

Los K podrían perder Santa Cruz por culpa de un massista

Los K podrían perder Santa Cruz por culpa de un massista

Más allá de la enorme expectativa por la competencia presidencial del 25 de octubre cada vez cobra más importancia el resultado electoral en Santa Cruz donde el kirchnerismo corre el riesgo por primera vez de perder el feudo que viene controlando hegemónicamente desde 1991 cuando Néstor se impuso ajustadamente en la Gobernación.

Paradójicamente en esa oportunidad el ex presidente se vio beneficiado por el anacrónico sistema de la ley de lemas al que ahora vuelven a recurrir sus herederos políticos para tratar de conservar el poder en el distrito sobre todo ahora que Cristina deja la Quinta de Olivos y piensa radicarse en El Calafate a partir del 10 de diciembre. No sería nada agradable para la jefa de Estado que la provincia de su familia en manos de la oposición luego tantos años de hegemonía, arbitrariedad y poder absoluto.

Sin embargo, cuando muchos pensaban que recurriendo al mecanismo de la ley de lemas favorecería a la continuidad del Frente para la Victoria en Santa Cruz el tiro parece salir por la culata. Sorpresivamente el candidato radical que desafía al poder K, Eduardo Costa, encontró un aliado que puede acercarle votos peronistas disconformes como para desalojar al kirchnerismo de la Casa de Gobierno de Río Gallegos. Se trata del ex intendente de Pico Truncado, Osvaldo Pérez, quien dejó las filas del FPV hace tiempo y fue la revelación en las PASO del 9 de agosto al ser el candidato al Parlasur más votado.

La irrupción electoral de Pérez dentro del Frente Renovador santacruceño cambió el escenario porque logró captar muchos votos de peronistas desencantados con el kichnerismo.  Tal es así que el massista patagónico decidió presentar además su candidatura a gobernador como un sublema dentro del espacio opositor de Costa. Es decir que los votos que logre traccionar se los lleva el postulante de origen radical porque será el más votado de ese lema. Además va colgado de las listas presidenciales de Mauricio Macri, Sergio Massa y Margarita Stolbizer. Esa movida le puede dar la estocada final a Alicia Kirchner, quien tiene la responsabilidad de defender en las urnas el poder familiar.

El ex K Pérez puede transformarse en el verdugo del kichnerismo y darle los votos que necesita Costa para transformarse en el nuevo gobernador de Santa Cruz. Si el ex jefe comunal de Pico Truncado saca los mismos votos que en agosto pondría en dificultades al FPV ya que a Alicia no le alcanzaría con sumar los votos del actual gobernador Daniel Peralta que lleva su sublema por decisión de Cristina. Igualmente la competencia no está definida, en todo caso será muy competitiva y con el temor de los K de perder el control del feudo después de 24 años, sabiendo que deberán dar explicaciones en la Justicia por la debacle provincial.

La preocupación del oficialismo pasa por los malos antecedentes como candidata de Alicia incluso en los tiempos de “vacas gordas” de Néstor. Y creen que con ella y Máximo como diputado nacional no alcanza para respirar tranquilos hasta el 25 de octubre. En ese sentido, la suerte electoral del hijo de la presidenta les quita el sueño a varios porque parece que la lista que encabeza podría ser derrotada. De todas formas, los kirchneristas pondrán toda la carne en el asador y se mostrarán dispuestos a lo que sea para seguir manejando la provincia. La mayoría de los funcionarios y legisladores tienen claro que una derrota no sólo terminaría con sus privilegios y buen pasar económico. Y para Cristina es más importante que lo que está en juego a nivel nacional.


Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

Escriba un comentario…
No hay comentarios aún Sea el primero en comentar este post

Comentar…

<