contador de visitas Scioli estancado y Aníbal le pone un techo - Beto Valdez
Viernes, 03 de Abril del 2020
viernes, 4 de  septiembre de 2015

Scioli estancado y Aníbal le pone un techo

La mayoría de las encuestas que se van conociendo en los últimos días marcan pocos cambios en relación al resultado electoral de las PASO del 9 de agosto. Daniel Scioli, contrariamente a lo que venía ocurriendo con los ganadores de las primarias, no ha logrado crecer y algunos creen que podría haber perdido algo más de un punto. Aunque lo más probable es que en octubre conserve, como mínimo, el volumen de votos que cosechó el mes pasado.

          En cambio Mauricio Macri y Sergio Massa han logrado fidelizar los votos de sus aliados. En el caso de Cambiemos el alineamiento resulta más contundente detrás de la figura de Macri con el electorado radical y de la Coalición Cívica. La mayoría de los sondeos le dan más de 30% que es lo que obtuvieron los tres candidatos de esa coalición. Massa logra atraer a muchos votantes de José Manuel De la Sota pero no mantiene el 20% que logró UNA.

     Volviendo al oficialismo, los sondeos dejan otras conclusiones para el análisis. Por ejemplo la presidenta Cristina Fernández perdió en este tiempo todo el capital político que había recuperado luego de la muerte del fiscal Alberto Nisman. En enero y febrero la imagen de la jefa de Estado cayó a los niveles más bajos en mucho tiempo. Pero en marzo ya había empezado a levantar y la recuperación se extendió durante todo el primer semestre.

       Tomando un promedio de las encuestas más creíbles la presidenta llego a estar en una relación de 57% positiva y 43 negativa. En cambio en las últimas mediciones perdió más de 7 puntos llegando a un 49/50 aproximadamente donde otra vez es mayor la imagen negativa aunque ella sigue teniendo un respetable caudal de adhesión. Pero el problema es mayor para Scioli porque quedó tan atado a la imagen de CFK que ha llegado a techo más bajo entre votantes no kirchneristas.

       Tanto en la oposición como en el sciolismo comentan que el gobernador se encuentra en el record histórico negativo, teniendo en cuenta que siempre su imagen positiva fue muy superior a la negativa y era percibido como un moderado por una porción importante del electorado independiente. Pero la fotografía actual muestra que su  techo está cada día más bajo.

       En el entorno del candidato presidencial del FPV lo ven estancando y además se preocupan porque Julio Aurelio les pasó en los últimos días un sondeo donde su imagen cayó cerca de 8 puntos en la provincia de Buenos Aires. Por primera vez desde que llegó a la Gobernación bonaerense Scioli tiene una imagen negativa (48%) superior a la positiva (46%).

     Todo parece indicar que este momento negativo para el ex motonauta se fue gestando en un proceso que comenzó evidenciarse en los primeros días de junio. Pero es interesante señalar que la popularidad de Scioli y de CFK se vienen moviendo casi en consonancia desde 2012. Cuando ella subía también se recuperaba el gobernador pero cuando Cristina bajaba la caída de él era mucho más tenue.

      En cambio desde abril de este año se percibe una tendencia a la baja en el candidato presidencial muy parecida a la de la jefa de Estado. Entre mayo y junio se percibe claramente la irrupción de “Scioli para la Victoria”, es decir más kirchnerizado y alejándose de la moderación que lo caracterizó desde su irrupción en la vida política. Y la caída es más pronunciada a partir de la designación de Carlos Zannini como su compañero de fórmula.

     Es otra forma de medir el potencial de un candidato mediante variables más precisas y heterogéneas complementando la intención de voto. En este caso lo que queda plasmado es que el gobernador tiene problemas para seducir a votantes no kirchneristas al haber atado su suerte electoral a la imagen presidencial. Con lo cual las oscilaciones de su imagen se comportan igual que las de CFK y tienen  prácticamente la misma composición.

     Y como si esto fuera poco para el creciente mal humor de Scioli, la candidatura a gobernador de Aníbal Fernández comienza a preocupar porque viene creciendo el rechazo a su figura. Evidentemente entre los bonaerenses ha pegado mucho el perfil del jefe de gabinete tan sospechado de vínculos con el narcotráfico. Situación que ha comenzado a favorecer a María Eugenia Vidal.

     En el macrismo tienen a su candidata unos puntos por arriba de Aníbal, situación que no parece sencillo que vaya a reflejarse en el cuarto oscuro porque tendría que verificarse un histórico y contundente corte de boleta. Pero los datos duros son contundentes y marcan un escenario diferente. Los sondeos de Cambiemos reflejan un 16% de indecisos a la hora de contestar a quien van a votar como gobernador. Un 45% de ese segmento dice que piensa votar a Scioli y un 40% admite haberlo votado en las PASO.

      Ahí comienza a percibirse el efecto Fernández ya que casi 8 puntos del padrón bonaerense que van a votar a Scioli no saben qué hacer con la boleta a gobernador. Incluso, si finalmente todos esos terminan votando por el jefe de gabinete los números indican que Vidal obtiene 36% y Aníbal 34%. Mientras tanto, de los votantes de Julián Domínguez sólo un 42% se inclina por el cuestionado funcionario, el 22% votará a Vidal y un 11% a Felipe Solá.

      Estos datos no sólo le quitan el sueño al sciolismo sino también a los barones del Gran Buenos Aires que deben ratificar sus liderazgos en los distritos. El jefe de gabinete se convierte paulatinamente en una especie de plomada. Además, saben que el Papa ha decidido apostar fuerte para evitar que Aníbal llegue a ser gobernador. Derrotado su amigo Domínguez (se cree que le hicieron fraude en el Correo) Francisco ha comenzado a mover contactos e influencias para intentar frenar al quilmeño.

     El objetivo del jefe del Vaticano no parece muy fácil de implementar en términos operativos, más allá de la importante estructura territorial de la Iglesia en territorio bonaerense, y podría enemistarlo con Cristina. Pero la movida parece ya lanzada. El padre Pepe, un cura villero cercano a Bergoglio, le comunicó esta información la semana pasada a Vidal. En el macrismo aseguran que la decisión no surgió del Papa sino que escuchó la presión de obispos y párrocos que no simpatizan en nada con el jefe de gabinete de CFK. Un escenario en ebullición con resultados inciertos.

      Conscientes de este escenario, los integrantes del equipo de campaña de Cambiemos han decidido que María Eugenia tenga mucho más protagonismo que el propio Macri en territorio bonaerense y sobre todo en el Conurbano. Consideran que la candidata sigue creciendo y ya mide más que el propio jefe de gobierno porteño, debido a lo cual debe ser ella quien se plante frente a Aníbal como su contracara. Y además vincule al jefe de gabinete con Scioli para traccionar a Mauricio.

        Sea como fuere, en el entorno del candidato presidencial del FPV consideran que es indispensable implementar un cambio de estrategia electoral para alejarlo paulatinamente del kirchnerismo y recostarlo en la moderación de la estructura tradicional del PJ. Pero dicen Scioli «no entra en razones» y «no lo pueden reencauzar». De hecho, trascendió que los afiches del gobernador sin Zannini y quitándole el slogan “para la Victoria” fue una operación de su mesa chica para presionarlo a seguir ese rumbo.


Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

Escriba un comentario…
No hay comentarios aún Sea el primero en comentar este post

Comentar…

<