contador de visitas Semana Azul: la relevancia de la campaña que ya cuenta con más de 700 voluntarios - Beto Valdez
sábado,20 de abril de 2024
sábado, 30 de  marzo de 2024

Semana Azul: la relevancia de la campaña que ya cuenta con más de 700 voluntarios

Semana Azul: la relevancia de la campaña que ya cuenta con más de 700 voluntarios

El presidente de TEActiva, Paulo Morales, remarcó la importancia de la iniciativa y argumentó que «la sociedad argentina no está preparada para el autismo».


La “Semana Azul” ya se encuentra en marcha en este fin de semana largo, con el objetivo de en 6 días, y previo al Día Mundial de la Concientización sobre Autismo, difundir información y la importancia de abordar esta problemática.

La iniciativa ya cuenta con “más de 700 voluntarios y más de 300 entre empresas y organizaciones, gobiernos” y busca derribar mitos y combatir los estigmas del TEA en la sociedad, dando a conocer los efectos de esta condición y como las familias lo sobrellevan.

En ese marco fue el presidente de TEActiva, organización impulsora de la campaña, Paulo Morales, dialogó con Sábado Tempranísimo para explicar de qué se trata y difundir los principales conceptos de la gran campaña.

Morales sostuvo que la Semana Azul “es un concepto comunicacional que comenzó a gestarse hace aproximadamente un mes entre varias ONG’s”. En esa línea, contó que “se creía que mucha gente no iba a estar durante estos feriados de seis días y se le iba a complicar la realización a algunas organizaciones, pero para otros fue al revés, esto iba a ser una oportunidad”.

“Uno que conoce los medios, sabe que la información baja, el país se calma, y es una oportunidad a través de los medios para difundir el #hablemosdeautismo”, remarcó.

Asimismo, indicó que “hay que hablar de autismo por la sencilla razón que hace 20 años en Estados Unidos se comenzaron a hacer estudios sobre esto. En Argentina no hay ninguna estadística, hace unos años se hizo un censo y no solo no se preguntó sobre autismo, sino que no se consultó sobre ninguna discapacidad como para tener un censo de la población con estos padecimientos y definir políticas públicas”.

“Hace 20 años, las mediciones en EEUU daban que 1 chico cada 150 tenía esa condición. Hoy es un chico cada 36, con un crecimiento del 317% y no se sabe por qué”, detalló, y observó: “Sabemos que eso es una consecuencia de ciertos cambios que la humanidad está mostrando, tecnológicos, de hábitos, en la alimentación, en el estrés. Son un conjunto de cosas que crean esta descendencia”.

Morales dijo: “El autismo es una situación que te aparece de un día para el otro, no es de nacimiento y no existe manera de saberlo, es una situación conductual. Lo empezás a notar al año y medio de vida cuando te das cuenta que tu hijo no tiene las mismas conductas que los demás chicos”.

“El problema es que al principio no teníamos ningún conocimiento sobre el autismo y encima Julián fue nuestro primer hijo. En nuestro caso también fui negador, porque hablé tarde”, ejemplificó.

Y destacó: “Es fundamental la detección temprana de la enfermedad, pero en estos casos resulta imprescindible porque hablamos de la evolución de una persona y todos sabemos que aprender a hacer cosas no es lo mismo de grande que de chico”.

“La concientización es para los que vienen. sobre todo que la sociedad, el Estado, los periodistas, las empresas, incluso los pediatras tengan más información sobre la problemática”, opinó Morales, quien sostuvo también que “muchas veces los médicos te dicen: ‘no, ya va a hablar’, uno a veces se enoja pero enseguida se nos pasa, porque es una cuestión de ignorancia, no de mala fe”.

El presidente de TEActiva consideró que “la sociedad argentina no está preparada para el autismo, ni para la neurociencia, ni para la discapacidad. No todos tiene las fuerzas para sobreponerse a una situación así”, y marcó que “el principal problema se encuentra en los colegios que no están preparados para recibir una persona con autismo y no saben lidiar con ello, tienen miedo”

En ese sentido, Morales contó el caso de su hijo y explicó que “pudimos darnos cuenta que Julián tenía autismo gracias al colegio ya que en sala de 2 nos invitó a presenciar una clase de él”.

“Había 20 chicos en el aula, 19 hacían la consigna, se sentaban en la mesa, se ponían el pintorcito, dibujaban. Había uno que hacia cualquier otra cosa durante toda la clase: deambulaba, se miraba las manos, a un espejo, hacía gestos raros. Antes no nos dimos cuenta porque había negación, uno no quiere que se su hijo tiene problemas, pero ver semejante situación es decir lo acepto o lo sigo negando”, comentó.

Morales puso énfasis en que “el autismo te obliga de un día para el otro a redefinir todas tus prioridades si es que querés ocuparte. Lo que vos pensabas que era importante, deja de ser importante, porque necesitabas darle el mejor contexto a tu hijo, que es lo que más amás en tu vida. Y como no responde a los estímulos habituales, empezás a hacer un grupo de profesionales, de contactos que te ayudan, que es muy difícil armarlo, porque no es que vas a un lugar y te los dan no tenés que buscarlo es un quilombo es realmente”.

Por otro lado, brindó detalles sobre el acto de la TGD: “Es muy multitudinario porque ya es una costumbre que todos, la bicicletera termina ahí, todos vamos a apoyar ese acto y que este año toca en la Plaza Vaticano, va a tocar una banda Iván y sus amigos, que está liderada por un chico con autismo Bueno, ustedes lo van a ver, lo van a cubrir”.

“Empieza a las 15 y termina a la noche, hay muchas actividades, es muy emocionante, y es la marea azul. Nosotros tratamos de contagiar, porque somos pesados, somos intensos, porque estamos todo el día hablando de autismo, tratamos de contagiar ese entusiasmo. Es complicado, pues es un quilombo, pero también si uno sabe reenfocarse en las prioridades de la vida y en tener objetivos de corto, mediano y largo plazo, porque si vas a corto plazo es frustración tras frustración, pero hay que trabajar a corto plazo para obtener resultados a largo plazo y ahí empieza la felicidad”, indicó.

Por último, Morales recordó que el inicio de la Semana Azul “en todo el país se iluminaron edificios, en todo el país hay actividades”. “Estaba revisando la página, que la página es de todos, en este momento hay ya más de 700 voluntarios y más de 300 entre empresas y organizaciones, gobiernos, que se han sumado”, contó.

“Todo sirve para concientizar. Es increíble cómo la gente, y quien les habla, ignoramos el tema del autismo y con muy poquito se puede hacer un montón. Esto que están haciendo ustedes en Sábado Tempranísimo, Radio Mitre, el Grupo Clarín. Uno a veces escucha críticas hacia los medios y está bien, algunas tienen razón, ¿no?, tenemos que ser autocríticos, pero en estos casos los medios, y la verdad estoy muy emocionado, responden siempre ante esta casa, son una herramienta espectacular para llevarle a la sociedad y sobre todo Marcelo a la dirigencia para que la gente nos vea, vea que somos un montón, más de un millón de personas”, cerró.


Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

Escriba un comentario…
No hay comentarios aún Sea el primero en comentar este post

Comentar…

<